viernes, 7 de diciembre de 2012

Semana 14: Conversaciones ante la báscula


Esta mañana mi yo-interior-lista y mi yo-interior-listilla han tenido un pequeño intercambio de impresiones ante la báscula.

-Venga, sube, que los viernes es día de peso oficial.
-¿Para qué voy a subir si ya sé que lo he hecho mal?
-Tienes que actualizar el blog.
-Yo ya no escribo en el blog, estoy escribiendo un libro ¿recuerdas?
-No, el libro lo escribo yo, que soy la lista. Tú eres la listilla que lo ha estado demorando durante meses. La misma que dijo que iría al gimnasio y no ha ido.
-Es que no pude, tú sabes lo difícil que es cuadrar la agenda. La semana que viene voy, te lo prometo.
-La semana que viene... la semana que viene... ¿no te das cuenta? ¡Lo estás haciendo otra vez!
-¿Qué estoy haciendo?
-Poner excusas ridículas y posponiendo tus obligaciones.
-Ya... tienes razón. Creo que voy a dejar esto de la dieta.
-No digas tonterías. Recuerda que hoy tienes tele, y la cámara engorda.
-En mi caso da igual, aunque la cámara mostrara a la gente tal como es, a mi se me seguiría viendo gorda, porque lo estoy.
-Pues con más razón; tienes que retomar la dieta, el ejercicio y el blog para que en los programas de febrero salgas estupenda. Tienes hasta el 15 de febrero. Recuerda que, después, grabamos a diario.


Al final la lista se ha salido con la suya, y aquí estoy, volviendo al redil y al confesionario bloguero.
Peso de inicio:  82,3 Kg
Peso actual: 79,0 Kg
Peso más bajo desde el inicio: 77,8 Kg
Peso total perdido: 3,3 Kg
El 06.12.2012 tomé:
-un café con leche de soja
-una tostada con tomate, sal y aceite de oliva
-puré de verdura
-un filete de ternera a la plancha
-café solo
-bizcocho casero
-un picatoste con miel de tomillo
-un plátano
-una pizza carbonara (enterita me la comí)
-una galleta sacialis de Bicentury
-3 litros de agua
-ejercicio: 1,5 horas de caminar
-suplementos: levadura de cerveza y omega 3


6 comentarios:

  1. Vamos, que pesarse no es solamente subirse a una báscula. Hay todo un proceso mental detrás. Es la nota al examen y casi siempre sabemos que tal lo hemos hecho y la nota que merecemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, y tanto. Igual que podemos pasarnos varios minutos delante de la nevera abierta pensando si cogemos algo o no (o qué cogemos), o delante del armario ropero abierto, pensando en que no hay nada dentro que nos quede bien o siquiera que nos quepa, también podemos eternizarnos delante de la báscula antes de subirnos. Pero es necesario, pienso.
      Un abrazoo y suerte en el Tirol!!

      Eliminar
  2. Vaya que todos tenemos ese lado listo y listillo!! Pero hay que saber escuchar los dos lados xD

    Un abrazo Ally!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay que equilibrarlos y no siempre es fácil.

      ¡Abrazos a ti también!

      Eliminar
  3. Esa es mi chica!! como el ave Fenix ; ) Un abrazote

    ResponderEliminar