viernes, 11 de enero de 2013

In time


A veces el Universo hace que todo esté en su sitio, incluso cuando parece imposible. O, como decía mi abuela, a veces a Dios se le ve el plumero.

Estaba yo pensando el otro día que sería realmente útil podernos instalar un contador de calorias  en el brazo, como los relojes de aquella peli de Justin Timberlake, In Time. ¿La habeis visto? Es una película futurista, donde no existe el dinero sino que solo hay intercambio de tiempo. Si te queda poco, tienes que espabilar para conseguir más, porque si te quedas a cero, mueres. El pais está dividido en zonas separadas en función del nivel medio de tiempo que tiene cada habitante. Así, los mas pobres siempre van a toda prisa, porque les va la vida en ello. Pero los ricos, que pueden llegar a tener miles de años, se lo toman todo con mucha calma, porque nadie envejece. Cuando tienen que pagar algo, ponen el brazo debajo de una maquinita que les quita el tiempo que deben. Y para cobrarlo, igual.
 

Pensé que qué cómodo seria un sistema así que nos fuera informando de lo bien o mal que nos estamos alimentando. Y entonces ¡zas! descubro la aplicación del coach nutricional para el móvil. A veces dudo de su efectividad porque no me parece muy cientifico el método. Quiero decir, que a veces no estoy segura de estar entrando la informacion correctamente y mucho menos de que me calcule bien las calorías. Pero es muy cómodo porque el movil siempre lo tengo a mano, a diferencia del ordenador. Y, aunque no sea muy preciso, me sirve para tomar consciencia de lo que estoy haciendo; de qué como, cuánto como y cuánto me muevo. Y supongo que por ahi se empieza; por reconocer el problema y tomar consciencia.


4 comentarios:

  1. Me parece que tendré que ir entrando en el siglo XXI en cuanto a telefonía... todavía llevo un zapatófono en el bolso. Chiquitito, más sandaliófono que zapatófono, pero caducao. Hasta las marujas más cazurras están más modernizadas que yo.

    Y es que hasta que no se estropee no pienso gastar ni un duro. Ni un euro tampoco. Ea.



    Eso sí: el problema lo tengo en mente todo el día, así que si es por tomar consciencia... la tomo, la tomo (la cuestión es tomarse algo, ja ja ja).

    ResponderEliminar
  2. Yo digo lo mismo que Amelia. Si vieras mi móvil...:) ja, ja

    ResponderEliminar
  3. Soy fan de esas aplicaciones, ¡ayudan mucho! Aunque no sean tan exactas te animan a no pasarte con las comidas y a tener todo ordenadito y en control :)

    besos

    ResponderEliminar
  4. Hola!! me ha gustado mucho tu blog, a partir de ahora te sigo, yo estoy en la búsqueda de la perdida de peso también, asique nos podemos acompañar mutuamente.

    Te espero por mi blog!!

    www.quisieraserflaquita.com

    ResponderEliminar